[Skip to Content]Privacy Policy
Skip to main content

Estudiantes Internacionales Clave Hacia La Prosperidad: Nixon

Friday, September 11, 2020
Estudiantes Internacionales Clave Hacia La Prosperidad: Nixon

Debido a la pandemia COVID-19, la Administración Trump continúa debatiendo sobre la permanencia o no de los estudiantes internacionales para emprender sus estudios a través de cursos en línea. En Julio, el Departamento de Seguridad Nacional anuló esas restricciones para estudiantes internacionales que los hubiera forzado a irse de los Estados Unidos si es que no contaban con un registro en algunas clases presenciales. Eso fue un desarrollo positivo, pero estudiantes, así como instituciones de educación superior continúan experimentando incertidumbre por políticas migratorias restrictivas además de complicaciones con el proceso de visas que añaden presión sobre un deshecho sistema migratorio. 

 

Como comunidad, debemos continuar apoyando políticas migratorias de sentido común que permitan a los migrantes contribuir a nuestra comunidad y ayuden a reconstruir nuestra economía. Como país, no debemos permitir que el miedo dicte políticas migratorias que disminuyan el rol de liderazgo en educación superior de nuestro país en el mundo. 

 

ABC News reportó en julio sobre la preocupación de líderes de educación superior sobre los continuos intentos de la Administración Trump para frenar la migración mismos que han emitido un mensaje desagradable hacia posibles estudiantes alrededor del mundo. Después de años de crecimiento, el número de estudiantes internacionales arribando a los Estados Unidos ha caído 10% desde el 2016. 

 

Hemos visto que este tipo de incertidumbre afecta muchas áreas de importancia económica en el país.  Los Estados Unidos alguna vez fue visto como una nación que abraza y fomenta los mejores alumnos y emprendedores. De acuerdo con el Institute of International Education, hay más de 1 millón de estudiantes internacionales registrados en instituciones de educación superior en los Estados Unidos. El Departamento del Comercio reportó que estudiantes internacionales tuvieron un impacto económico de $46 mil millones de dólares en 2019. 

 

Los estudiantes internacionales son parte integral de nuestra economía y comunidades estudiantiles. Políticas confusas y hostiles han mermado la reputación de excelencia Americana que es atractiva hacia los migrantes. Desde trabajadores de bajo sueldo ejerciendo los trabajos que Americanos de nacimiento no harían, hasta emprendedores de alta-tecnología, los migrantes en todos los niveles de la escalera económica ponderan sobre su futuro en los Estados Unidos. 

 

La reciente decisión de la Suprema Corte de los Estados Unidos en contra de los intentos de la Administración Trump de terminar el programa Deferred Action For Childhood Arrivals (DACA) introdujo un breve momento de alivio para los muchos beneficiados y es otro ejemplo de resultados positivos-pero limitados- para la comunidad migratoria. Sin embargo, el extenso proceso de confirmar esta decisión orilló a muchos beneficiarios DACA hacia la percepción de que su sustento en el único país que jamás han conocido estuviera en riesgo. 

 

Como un banquero de la comunidad, yo creo que necesitamos ejercer políticas que alienten lo mejor de nuestras comunidades migratorias. De acuerdo con el Power of International Education, 51.6% de estudiantes internacionales en los Estados Unidos emprendieron carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) en los años 2018-2019. Economistas han argumentado que por cada graduado nacido en el extranjero con un diploma en educación avanzada desde una universidad de Estados Unidos que permanece a trabajar en industrias STEM, cuatro trabajos Americanos son creados. 

 

Un estudio de la National Foundation for American Policy detalló que los migrantes empezaron mas de la mitad (44 de 87) de las pequeñas empresas de los Estados Unidos valuadas en $1 mil millones de dólares o mas, incluyendo Eventbrite, FanDuel y SpaceX. Los migrantes representan el doble de probabilidades que los Americanos de emprender un negocio, de acuerdo con datos del Kaufmann Foundation. Si no permitimos a jóvenes emprendedores en los Estados Unidos, su talento e impacto económico se irá a otros países. 

 

De acuerdo con un estudio de New American Economy, se estima que visas H-1B otorgadas desde 2010 a 2013 produjeron mas de 700,000 empleos para estadounidenses de nacimiento en el 2020. De esos 700,000 nuevos empleos, mas de 80,000 se prevé se generen en Texas. 

 


El número de estudiantes internacionales en matemáticas y programas de ciencias computacionales creció 9.4%, sobrepasando a negocios y administración para convertirse en la segunda carrera más grande para los estudiantes internacionales. Estos individuos serán los que mejoren nuestra fuerza laboral. Ellos buscan carreras de emprendedurismo que crearán empleos para otros. Ellos siguen emprendiendo oportunidades de investigación dentro de la medicina y el sistema de salud. Todo aquello que será imperativo para ayudar a Texas en el camino hacia la recuperación post-COVID-19. 

 

Esta pandemia ha demostrado que debemos estar preparados para lo inesperado. Debemos continuar motivando a nuestros legisladores de ser receptivos a quienes migran hacia Estados Unidos para que podamos seguir creciendo a la siguiente generación que fomentara una economía saludable. 

 

Dennis E. Nixon es Consejero General y Presidente de IBC Bank

_cssJsFilePlaceHolder